DESDE CÓBANO, PUNTARENAS AL DESIERTO MÁS ÁRIDO Y ANTIGUO DEL MUNDO: UNA HISTORIA DE AUTOSUFICIENCIA.


Ciclismo sustentable – proyectos ecológicos – turismo local – acción social, son conceptos que le han dado vida al cobaneño Leonardo Rutt Calderón y lo animaron a pedalear, por primera vez, fuera de Costa Rica.

Con 32 años, acostumbrado a pedalear sobre los 158 msnm, con horario de trabajo indefinido, pareja y padre, impulsador deportivo y de proyectos turístico-sociales y ambientales, Leo acepta una inscripción para formar parte del pelotón internacional este próximo fin de semana, en la competencia de calendario UCI, El ATCH 2019, una prueba por etapas de MTB, de tipo Marathon, la cual recorre los suelos más áridos de San Pedro de Atacama y las alturas jamás entrenadas que oscilan entre los 2400 y 3900 msnm.

Con mucha confianza en sus piernas, las cuales tienen experiencia en eventos de MTB nacionales como Copa Endurance, Copa Shimano, Las 100 Millas, varias ediciones de La Ruta de los Conquistadores en categoría Fat Bike y muchos donde ha formado parte de la organización, enfrentará los imponentes ascensos chilenos.

Con un nudo en la garganta, desde Chile, nos comenta que se ha dejado encantar por los paisajes, acoger por una familia chilena y que la altura acumulada no lo asusta, sino por el contrario, lo reta para dejar atrás los momentos más duros que enfrentó antes de salir de su cantón: “enfrentar la negación de apoyo y los comentarios de las personas que me juzgan por no ser un ciclista élite y pretender conseguir los recursos para asistir a un evento tan reconocido por su proyección social, sin embargo, estoy muy agradecido por los que sí confían en mí y me permiten estar aquí, llevando el mensaje que me tiene desde hace más de 5 años pedaleando: incentivar a la población a practicar el ciclismo para cumplir metas”, concluye diciendo que estar allá no es una suerte, sino una bendición.

Tras una labor de hormiga, recogiendo los fondos para cumplir con ese nuevo reto personal, a pocas horas de tomar salida junto a 500 participantes, llevando a toda costa la bandera de Costa Rica en su uniforme, se siente complacido por haber abierto puertas y despertar sueños en los más jóvenes de su zona, a los cuales apoya a capa y espada, sin poder visualizar los alcances que vaya a tener esta aventura.


Atacama Challenger, 5, 6 y 7 de abril, Chile. “Una de las carreras desérticas más importantes del mundo, sobre el mejor tercer destino natural y el mayor proyecto de ciclismo sostenible y sustentable”, así es descrita esta prueba por etapas por National Geographic y la prestigiosa guía turística, Lonely Planet.

Más allá de una competencia es una actividad enfocada 100% a las culturas originarias del norte de Chile, al pueblo Likan-antai o San Pedro de Atacama, donde cultura, ecología, educación junto a un sistema de turismo social convergieron para ser un evento deportivo único.

Desde la Cena Cultural, la cual reemplaza y rompe con el protocolo acostumbrado de un evento ciclístico con su oferta culinaria típica y la posibilidad de convivencia de los participantes; pasando por los trofeos, los cuales son réplicas exactas de museo exclusivas para los ganadores, elaboradas a mano con greda de los pies del volcán Licancabur y las mismas técnicas originarias, rescatando así el periodo glorioso de la cerámica negra pulida Atacameña de la época pre-colombina. Hasta encontrarse con el desarrollo y capacitación de mecánicos “sanpedrinos” y el auge de hotelería, servicios de transporte y turismo local.

Fuenete:www.fecoci.met

Comentarios